MÁS QUE VINO VERDE.

Por Pilar Meré.

En mi último viaje, tuve la fortuna de conocer un país muy bello e interesante, no solamente en su naturaleza, su gastronomía, sus vinos sino, sobre todo, su gente.

 Portugal es una nación europea que comparte con España la península ibérica. De hecho constituye el 16% de ella. Su extensión territorial es de un poco más de noventa mil kilómetros cuadrados (exactamente 92.389 kms).

Los portugueses siempre fueron navegantes y de sus viajes de descubrimiento hacia el Oriente, África, Asia y América, trajeron y divulgaron por toda Europa las más diversas especias: pimienta, jengibre, canela, así como los productos exóticos actualmente tan comunes en nuestra mesa, como el té, el arroz, el tomate y la patata.

La historia del vino en este país se remonta al siglo VI A.C., cuando los fenicios propagaron el viñedo hacia la península ibérica.  Más tarde los ingleses contribuyeron a dar a conocer al mundo la calidad de los vinos fortificados de Oporto y de Madeira.

Portugal es, hoy en día, el séptimo país del mundo por la extensión de sus viñedos (400.000 hectáreas), y el número ocho en el orbe por el volumen de su producción de vino, la cual es estimada en poco menos de  setecientos millones de litros.

En Portugal existen 55 Denominaciones de Origen, y se habla de que hay unas doscientas treinta variedades de uvas. Las cepas tintas más ampliamente utilizadas son las siguientes:

Las tintas más representativas son: aragonêz, periquita (conocida también como joão de Santarem y castelão francês), trincadeira (conocida como tinta amarela en Douro), bastardo (o tinta caiada), moreto (de baja calidad y minoritaria también en la producción de Porto), alicante bouschet (garnacha tintorera, una de las pocas uvas en las que la pulpa tiene color) y alfrocheiro preto (más conocida en Dão). La trincadeira puede ser la casta propia de más calidad, y da lugar a unos vinos de color más abierto, y más elegantes.

Dentro de las blancas las más comunes son: Roupeiro, arinto, perrum . rabo de ovelha, fernão pires . manteúdo y dagalves (estas dos últimas, de dudosa calidad). La globalización también se acerca al Alentejo. Se van extendiendo la syrah, y en menor grado cabernet sauvignon y chardonnay

Portugal fue el segundo país en el mundo en crear el sistema de la Denominación de Origen, la Regiao Demarcada, establecida en 1756.

Aunque todas sus zonas son muy atractivas, los vinos de Alentejo, Setúbal y Palmela son bastante reconocidos y fueron justamente las zonas que, con motivo de VINIPAX 2015, invitada como jurado al concurso de vino, y que en mi próxima columna detallaré respecto a los vinos ganadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s